lunes, 11 de mayo de 2009

Chocolat Idol Capítulo 1

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>

Hola chicos, antes que nada permítanme presentarme, mi nombre es Gloria aunque por cuestiones de algunos eventos pasados, me quedo el sobrenombre de Mony-chan… XD En fin, para los que ya se habrán dado cuenta, soy la hermana de Ernesto y bueno, como pueden ver, mi “querido hermanito” al fin decidió darme de alta y el derecho de poder postear en este blog que hemos creado con cariño para ustedes.

Ahora él anda en exámenes y todo eso, así que el blog estará a mi cargo mientras sale de su trance… Estudiar es la peor de sus torturas, así que ya se imaginarán como anda el pobre XD

Pero bueno, sólo quería presentarme para que luego no les tomen por sorpresa mis comentarios y aprovechando la ocasión, también subiré el capítulo 1 de esta no tan nueva historia, porque se empezó hace como 8 meses, pero por problemas técnicos se tuvo que suspender, aunque de eso es mejor ya ni acordarse =D

Bueno amigos, disfrútenlo y cualquier duda, sugerencia, comentario, con gusto se los contestaré. Bye, bye. =^. ^=

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El trinar de los pájaros armonizaba aquel lugar cubierto de flores multicolores.

1

La manera en que los rayos del sol se enfocaban por toda la pradera, confundían el verde césped con suave terciopelo.

2

-¡Es hermosa!

3

Una niña observaba con atención y asombro la mariposa azul que tenía cubierta con sus manos.

4

-Me alegra que te haya gustado -respondió su amiguito- Este es el primer regalo de despedida que te daré…

5

El semblante de la pequeña cambió rápidamente, sus ojos se tornaron vidriosos…

6

…y sus manos cayeron a cada uno de sus costados…

7

…dejando libre a la hermosa mariposa azul que emprendió hábilmente su vuelo y se perdió entre las flores.

8

El ambiente de paz y tranquilidad se quebró por completo.

9

Una angustia y una tristeza indescriptibles se apoderaron sin piedad de la pequeña.

10

-Dime… ¿es… porque no soy una buena niña?

11

Sus manos cubrieron su rostro y su voz se perdió entre sollozos.

12

La pesadez y el dolor que sentían en esos momentos eran insoportables tanto, que sus rodillas se doblaron repentinamente y su cuerpo cayó bruscamente al suelo.

-Es por eso… es por eso… que todos… me han abandonado… ¿verdad?

13

El corazón del niño dio un vuelco al verla en ese estado.

14

-Por favor… no llores… -se arrodilló junto a ella…

15

…y le retiró las manos de su rostro para secarle las lágrimas.

16

-Yo nunca voy a dejarte… te lo prometo.

17

Sus palabras le infundieron a la pequeña la confianza que tanto anhelaba.

-Mi madre dice que serán unas breves vacaciones.

19

Después de una pausa, agregó

- Muy pronto estaremos de regreso.

21

La pequeña levantó su mirada. Sus ojos aún humedecidos se posaron en los de su compañero y lentamente una sonrisa se dibujó en su rostro.

22

-Vamos, te ayudaré a levantarte.

23

El niño extendió su brazo dispuesto a tomar la mano de la chica…

24

…pero justo en el momento en que ella se la dio…

25

…él retiró intencionalmente la suya.

26

-¡Tonto el que llegue al último hasta aquél árbol! –agregó en tono burlón…

27

…al mismo tiempo que se echó a correr.

28

La niña se rió y no dudó en seguirlo.

30

Ambos llegaron a su destino casi al mismo tiempo.

31

-Eres muy buena corriendo… -el niño trataba de tomar un poco de aire.

-Sí, pero me cansé mucho…

32

Después de un breve silencio, se sentaron apoyando su espalda en el grueso tronco. Sus risas iluminaron aquel lugar, aún más que los rayos del sol.

33

-Por cierto, esto también es para ti…

34

-¿Para mí? –preguntó apenada.

35

El niño volteó su mirada hacia el reproductor de cassettes que tenía en las manos y sonrío para sí mismo.

-Esta es mi canción preferida y quiero dártela para que siempre que la escuches te acuerdes de mí…

36

Antes de recibir respuesta alguna, conectó sus audífonos y colocó delicadamente un auricular en el oído de la niña.

37

-Gracias… -ella le brindó una cálida sonrisa.

38

Después puso el otro auricular en su oído y oprimió el botón de reproducción.

39

48

capi1

-Mi nombre es Rei Fukuoka y es un placer para mí traerles los últimos detalles acerca del penúltimo concierto que Naoko Higashida dará hoy en el Domo de Tokio.

49

-Aunque el día está un poco soleado y con posibles amenazas de lluvia por el mal tiempo, la cantidad de personas que podemos ver es indescriptible…

50

-…son aproximadamente 100 mil 500 y sin duda, se espera la llegada de otras 50 mil.

51

-El ambiente está de lo más agradable, es fácil percibir la alegría y la ansiedad de la gente por ver a esta inigualable chica.

52

-El murmullo es tal, que ustedes mismos pueden darse cuenta de…

53

El televisor se apagó bruscamente.

54

-¡Takashi!

55

-¡¿Qué haces?!

56

-¡Takashiiiiiiiiiiiiiiiii!

57

-¡Devuélveme el control!

Maki forcejeaba con su hermano.

58

-No es bueno que una niña de tu edad pase tantas horas sentada frente al televisor.

59

-Pero mamá me dio permiso…

60

La pequeña comenzó a sollozar al ver que su lucha era en vano.

61

-Está bien, está bien, tú ganas.

62

Takashi se lo cedió de mala gana.

63

Sin dudarlo, la niña se recostó en el viejo sofá…

64

…y prendió de nuevo el televisor. Tan ajena estaba de lo que pasaba a su alrededor…

65

…que ni siquiera escuchó que alguien abrió la puerta.

66

-¡Ya estoy aquí! –la Señora Minamoto acababa de llegar de su trabajo.

67

-Deja que te ayude, mamá. –Takashi agarró rápidamente la canastilla de despensa que tenía su madre.

68

-¿Cómo te fue en el trabajo?

69

-Nada mal para ser fin de mes…

70

Miyoko miró extrañada a su hijo.

-¿Y Maki? ¿Por qué no vino a saludarme?

71

-Ya sabes, cuando se trata de Naoko Higashida no hay poder humano que la despegue del televisor.

72

La señora caminó hacia la pequeña sala.

-Hola, Maki.

-Ah… eres tú, mamá… -la niña apenas apartó su mirada de la televisión.

73

-¿Sabes lo que te prepararé hoy?

76

Al ver que su hija no se inmutó como solía hacerlo cada vez que le preguntaba algo similar…

75

Miyoko cambió intencionalmente el tono de su voz, seguramente la niña ahora sí se precipitaría y trataría de adivinar a toda costa

- Es uno de tus platillos favoritos…

74

-¡Sí! ¡Naoko, Naoko Naoko!

77

Para su sorpresa, Maki la había ignorado de nuevo.

78

Apenas se percató de que su cantante favorita salía al escenario…

79

…brincó como un resorte del sofá y comenzó a bailar una extraña coreografía.

-Chokoreito disuko… Chokoreito disuko…

80

Miyoko sólo se tomó de la cabeza.

81

-¿Lo ves, mamá? A veces me preocupa ese fanatismo que tiene.

82

-Vamos, Takashi, apenas es una niña…

83

¿O ya te olvidaste que cuando tenías su edad, me rompiste la mesita de cristal cuando te subiste a ella creyendo que era tu nube voladora*?

*Miyoko hace alusión al peculiar transporte que tenía Goku en la famosa serie de anime “Dragon Ball”

84

El muchacho se sonrojó de la vergüenza.

85

-¡Mamá! ¿Por qué siempre tienes que estar recordándomelo?

86

-No podrías, simplemente, no sé… ¿olvidarlo?

87

Miyoko entró a la cocina sin parar de reírse mientras que Takashi la seguía entre refunfuños.

88